A diferencia de las correderas de cajón comunes, las telescópicas cuentan con un sistema corredizo a bolilla que permite darle un excelente movimiento al cajón.